El estudio macroscópico

Hay que considerar que la descripción de lesiones macroscópicas se realiza de acuerdo a la realización de la técnica de necropsia, la cual debe ser ordenada, completa y sistemática. Lo primero es indicar el órgano, fijándonos posteriormente en una serie de características macroscópicas como:

Distribución y localización de las lesiones

  • Focal: la lesión se corresponde con un foco o zona concreta del parénquima. Ej: absceso hepático.
  • Focalmente extensa: afecta una única zona del órgano, pero es extensa. Ej: típicamente se corresponde con procesos neumónicos como las bronconeumonías catarrales.
  • Multifocal: múltiples focos del órgano de distribución irregular y al azar. Ej: en el curso de la acidosis láctica ruminal puede dar lugar a focos de necrosis en el hígado de un ternero correspondientose el proceso a una hepatitis subaguda multifocal necrotizante (necrobacilosis hepática). Cuando las lesiones son muy numerosas los focos pueden tender a confluir dando una imagen ligeramente diferente (a este proceso de distribución se le denomina multifocal a coalescente, como por ejemplo en la tuberculosis pulmonar).
  • Difusa: afecta a todo el parénquima del órgano. Ej: degeneración grasa hepática.

Ocasionalmente se pueden usar otros términos, según el tipo de órgano:

  • Unilateral/bilateral: en órganos pares, para indicar que afecta uno o ambos.
  • Transmural: para órganos tubulares cuando la lesión afecta a toda la pared del mismo.
  • Irregular: lesiones poco definidas y de distribución desigual en el órgano.

Tamaño

Hay que dar un tamaño objetivo aproximado midiendo las lesiones o haciendo referencia a un objeto, como la cuchilla de bisturí. El tamaño siempre está en relación al tamaño del animal. Por ejemplo en pequeños animales la presencia de bordes romos e hígado compacto es significativo de aumento del tamaño del órgano – hepatomegalia.

Color

Se deben usar colores primarios (negro, marrón, gris, verde, rojo, amarillo). La coloración puede estar aumentada o disminuida. Evitar otro tipo de adjetivos como descriptores: color salmón, rojo cereza, etc.

Forma

Descripciones habituales: alargada, circular, oval, en forma de cuña, arracimado (lesiones muy numerosas similares a un racimo de uvas), polipoide o si es difícil determinar se puede incluir que la lesión tiene forma irregular.

Superficie

Se recomienda utilizar descripciones comprensibles: lisa, brillante, rugosa o áspera, cóncava o convexa, ondulada, adoquinada, costrosa, en forma de placa, erosionada, ulcerada, umbilicada, aspecto verrugoso, etc.

Márgenes

Los márgenes en general se describen como bien o mal delimitados; pero además se pueden incluir otros adjetivos como suaves, indurados, promientes, etc.

Consistencia

La consistencia puede ser firme (como en caso del hígado normal), blanda, dura (tejido óseo), fluida, viscosa, caseosa (ejemplo los granulomas tuberculosos), arenosa, esponjosa, gomosa, elástica o friable (ejemplo el hígado con degeneración grasa).